Los rituales nos sirven para honrar, expresar el dolor, acompañarnos, integrar la realidad… Ahora es necesario reinventarnos

Sin duda, el coronavirus lo está cambiando todo, incluso los rituales para acompañar a los enfermos y despedirnos de quien muere. Esto ha llegado sin previo aviso, sin tiempo para pensar… sin preparación.

Desde Goizargi sabemos que todas y todos, sin excepción, nos enfrentamos a la realidad de que alguien querido muera, o incluso nosotros mismos muramos, y esto genera desasosiego, impotencia… sensaciones normales ante una situación llena de interrogantes.

Y aun así, seguimos contando con alternativas, con fórmulas que aunque no son lo que esperábamos, emergen de la creatividad de nuestro sentir y pueden ayudarnos a hacer una despedida.

Los rituales nos sirven para honrar, expresar el dolor, acompañarnos, dar simbolismo a lo ocurrido, ayudarnos a integrar la realidad… La despedida al lado de la persona enferma, el velatorio, el funeral… En muchos casos ahora no es viable. Por eso es necesario reinventarnos:

🦋 Ante la posible muerte toma conciencia, tienes capacidad para sujetarlo, busca apoyos e inicia la forma que tú quieras para despedirte.

🦋 Busquemos un enlace, alguien que pueda acudir, algún profesional que se encuentre cerca del enfermo, para transmitirle lo que queremos hacerle llegar.

🦋 Atiende a tu forma, a tus necesidades, vas a experimentar una montaña emocional, y solo tú sabes cómo te sientes y qué necesitas para transmitirlo a tu entorno. Solo tú sabes que es lo que más te ayuda, si te sirve escribir, dibujar, ver fotos…

🦋 Recuerda que el duelo es familiar y como tal es importante que atiendas las necesidades de los demás. Planifica conjuntamente como hacer la despedida hoy y cómo la haremos cuando el aislamiento acabe.

🦋 Cuidaros entre todos. Recuerda que necesitamos acompañamiento, aunque nuestra tendencia sea a aislarnos, y hay que respetarlo. Si queremos acompañar bien, está bien insistir, ofrecer ayudas concretas… No uses frases hechas ni niegues la emoción (sé fuerte, no llores, es ley de vida…). Muchas veces con escuchar y estar es suficiente.

🦋 Recuerda que el dolor se manifiesta en todos los ámbitos: emocional (rabia, dudas, importancia, culpa…), cognitivo (pensamiento acelerado, bloqueo, confusión…), físico (puede dolernos el cuerpo, la cabeza; nuestro sueño, nuestra forma de comer puede verse afectado…), social (con tendencia al aislamiento o a la necesidad de contacto…) y espiritual.

🦋 El duelo, el dolor, se vive desde la conexión con el mismo, y con todo el torbellino emocional que supone, y la desconexión a ratitos. No te olvides de entrar y tampoco de salir, de distraerte, de darte treguas… y descansar.

🦋 No nos olvidemos de los niños o adolescentes, ellos también forman parte del proceso, y merecen ser informados, recibir respuestas hasta donde podamos darles.

🦋 Cuenta con profesionales si lo necesitas, ¡estamos disponibles para cuidarte y acompañarte!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *