Que los niños y niñas puedan dolerse sanamente

Hace una semana terminó el Taller de Pequeños Pasos. Pasamos una tarde muy especial ya que supuso el cierre del «curso» para los niños y niñas y Familias a las que hemos estado acompañando durante casi 9 meses.

Nueve meses en los que hemos podido aprender que la muerte y el dolor forman parte de la Vida. 

No hay edad para pensar, sentir y atravesar el dolor y el duelo. Así lo hemos comprobado.

Pequeños Pasos es y ha sido en este sentido, un espacio y un tiempo para ello.

Para que los niños y niñas puedan dolerse sanamente.

También para jugar, reírnos y disfrutar.

Gracias a las Familias que confían en nosotras para guiarles en este duro proceso.

Gracias al GRAN EQUIPO de Voluntarias que han hecho posible este taller y que con su trabajo y esfuerzo han contribuido a curar corazoncitos.

GRACIAS, GRACIAS Y GRACIAS.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *